martes, 7 de junio de 2011

El rió vuelve a su cauce, la golondrina, a su nido, sólo el corazón no vuelve a tener la ilusión que ha perdido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario